08/04/2010 - Una nueva plaga amenaza a los cítricos

Con el nuevo ‘cotonet’, ya son ocho los patógenos foráneos detectados en la última década. El insecto deforma los frutos hasta hacerlos inservibles.

AVA-ASAJA- Tras la localización en la zona de Quart de Les Valls de una nue­va plaga, la Asocia­ción Valen­cia­na de Agricultores (AVA-ASAJA) exige a la Gene­ra­­­litat que to­me medidas para erradicarla y evitar su expansión. La organización agra­ria re­clama igual­mente que se identifique y divulgue cuanto antes el nombre y características del nuevo in­secto, cuya presencia parece que se ha acotado a 2.000 hec­táreas situadas en Camp de Mor­­­vedre, entre la provincia de Valencia y parte de la de Cas­tellón. Al parecer, se trata de una nue­va cochinilla que comienza a de­formar los frutos ya en el cua­ja­do hasta ha­cerlos co­mer­­cial­men­­te inservibles. Con ésta plaga son ya ocho los patógenos foráneos que se han ins­­talado en la última dé­ca­da en la citricultura española. Ante el evidente caos exis­tente en cuan­to a las me­didas de con­trol de las im­por­taciones y a la política de seguridad fitosanita­ria, AVA-ASAJA prepara una po­si­­ble denuncia contra el Ministerio de Medio Ambiente, Me­dio Rural y Marino y la Comisión Europea (CE) en la que se le podría reclamar ‘daños y per­jui­­cios’ por las pérdidas ocasionadas a la citricultura española.

“No vamos a consentir que la Administración se salga de rositas otra vez y no asuma las consecuencias de su dejadez. La factura por las pérdidas que podría generar es­ta plaga así como las otras siete que se han detectado desde 1999 no la tiene que pa­gar también el ci­tricultor”, advierte el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, quien insiste en que, a cor­­to plazo, “lo prioritario es erradicar rápidamente este nuevo ‘cotonet’ y asegurar que los tra­tamientos no los vaya a costear el citricultor”. Efectivamente y sin considerar la entrada de vi­ro­sis, bacteriosis u hongos también foráneos, en las últimas cuatro décadas son ya 16 las nue­vas plagas que se han detectado en la citricultura española. En la última década, sin em­bar­go, se ha confirmado el asen­tamiento de ocho de ésos patógenos. Con tales datos la me­­­dia consolidada entre 1999 y 2009 es preocupante: cada 15 meses entra una pla­ga.

Fue un delegado de esta organización agraria quien observó la anomalía de­tectada en una na­ran­ja. Se transmitió la información a la Conselleria de Agricultura, que tomó algunas me­didas cautelares e inició las investigaciones pertinentes, pero AVA-ASAJA des­co­noce si se ha informado de la plaga ya al Gobierno central. En un primer mo­men­to, los téc­ni­cos de la organización agraria atribuyeron los daños observados a un tipo de ‘co­tonet’ es­pe­­cial­men­­te agresivo. Con el tiempo y dadas las malformaciones en el fru­to apreciadas en todo ti­po de cítricos –naranjas y mandarinas- se concluyó que la plaga no estaba presente en la ci­tri­­cultura española y que lo más probable es que llegara en una partida ci­trí­co­la im­portada del cono sur.

Edita: EdiPorc
Website developed by: © PolNetwork.com